Si te hablamos de yogures, seguro que Danone no tarda en aparecer por tu cabeza. Se ha convertido en una de las empresas de alimentación más grandes del mundo y sus productos no conocen de fronteras. La empresa nació en Barcelona en 1919 gracias al trabajo de Isaac Carasso y aunque la historia no se lo puso fácil en su momento, estos 100 años han traído grandes éxitos a la marca. Descubre en H&L Comedy Tours la historia de Danone y sus orígenes en la ciudad de Barcelona. 

El contexto del fundador, un visionario de la época 

Isaac Carasso nació en Tesalónica en 1874, en ese momento, la ciudad era parte del imperio otomano y funcionaba como centro comercial. La zona experimentó un gran crecimiento económico y la familia Carasso era conocida en la zona por su poder económico gracias a sus exportaciones de aceite y frutos secos. 

Muchos podrían pensar que el joven Isaac Carasso se centraría en el sector del aceite, siguiendo su legado familiar. Pero una idea revolucionaría lo llevaría a destacar en la industria de los lácteos. Su primer contacto con los yogures, el producto estrella de la actual marca Danone, no llegó hasta 1905 de la mano de unos comerciantes búlgaros. 

Los comerciantes vendían jaurt, una leche de oveja fermentada que tenía un aspecto viscoso y un sabor agrio. Seguro que desde la primera cucharada de este producto, a los yogures que después comerciaría, hay mucha diferencia. Sin embargo, fue un primer contacto con el producto que le acabaría cambiando la vida, ¡y la salud digestiva!

Ese mismo año, se descubrió la Lactobacillus Bulgaricus, la bacteria de ácido láctico que a día de hoy aún se utiliza para conseguir el cuajo tan característico que estos famosos lácteos. Todo ello, asentó las bases de un imperio que aún estaba por venir. 

¿Por qué los orígenes de Danone son en Barcelona? 

Seguro que más de uno se pregunta por qué Isaac Carasso no empezó su imperio en Tesalónica, la tierra donde había nacido y donde contaba con gran influencia económica. Puede que lo hubiese hecho, pero una sucesión de guerras en la zona, imposibilitaron el crecimiento de su empresa de yogures allí. 

En 1910 estalló la guerra Italoturca, la que se conoce como la primera guerra moderna en Europa. Poco después, en 1912 y 1913, tuvieron lugar las Guerras Balcánicas y la ciudad pasó a manos de Grecia. Esto dejó una situación de inestabilidad económica y muchas familias optaron por pedir asilo a España. 

El inicio de las guerras coincidió con el levantamiento del veto a la comunidad sefardí en España por parte de Alfonso XIII. Este veto lo habían impuesto los Reyes Católicos y su levantamiento permitió a las familias más adineradas refugiarse en tierras españolas. Entre las familias que pudieron optar al asilo en tierras españolas se encontraron los Carasso. 

Isaac puso rumbo a Barcelona junto a su mujer Esterina y sus tres hijos. Sin embargo, el camino no fue nada sencillo. Para poder llegar a Barcelona, tuvieron que refugiarse en Lausana, pues en 1914 estalló la Primera Guerra Mundial. Los pobres tenían más mala suerte que la ardilla de Ice Age.

Fue en Lausana dónde todo cambió. Encontraron refugio de la guerra y a su vez, aprendería sobre la producción y la fabricación del yogur. Lo aprendió de un grupo de albaneses que trabajaban en una línea similar a la suya y esto asentó las bases para después llevar este producto a Barcelona. 

El inicio de la historia de Danone 

No fue hasta 1916 que la familia pudo asentarse en Barcelona, concretamente en una casa del Carrer dels Angels, en el barrio del Raval. Cuando llegaron Isaac Carasso no perdió el tiempo, pues en 1919 ya construyó un laboratorio para poder fabricar yogures y fundó Danone. 

¿Cómo consiguió dar con el nombre de la marca? Este nombre proviene del apelativo Danón, con el que llamaban a su hijo Daniel, el primogénito de la familia. Un nombre familiar para una empresa que acabaría vendiendo productos dirigidos a todo tipo de familias. 

Los inicios no fueron un camino de rosas para Danone. El yogur no era un producto popular en España y pocos le ponían ojitos al mismo. Por suerte, Carasso encontró el apoyo del Colegio de Médicos de Barcelona, que recomendó el producto por sus propiedades terapéuticas. Por ello no sorprende, que empezara a venderse en farmacias. Sí, lo has leído bien, Danone encontró sus primeras ventas en las farmacias de Barcelona. 

Esta fama solo fue a más cuando microbiólogos con gran reconocimiento y hasta la Casa Real, empezaron a consumir estos productos. Muchos empezando a pensar que podía ayudar a una vida más saludable y a una mayor longevidad para quien lo consumía. Un yogur al día y eras todo salud, o eso parecía. 

La historia de Danone por el mundo

Decir que la expansión de Danone tuvo sus más y sus menos no es exagerar, pues tuvieron que adaptarse a la situación sociopolítica de cada momento. La Segunda Guerra Mundial y la Guerra Civil en España, ralentizaron su crecimiento, pero la empresa continuó con su objetivo. 

Querían trasladar el producto de las farmacias a los mercados más conocidos de la época. Madrid, París, incluso llegaron a Estados Unidos. El secreto para conseguir llegar a los supermercados, fue endulzar un poco el producto. Pocos notaron el cambio en un primer momento, pero acabó resultado un producto mucho más atractivo para diario. Con esta curiosa historia, Danone pasó de ser una pequeña idea sacada de un líquido viscoso a un producto de supermercado de consumo diario. 

El pasado romano de Barcelona
Por la antigua ciudad de Barcelona han pasado todo tipo de culturas y civilizaciones. ¡Descubre aquí el pasado romano de Barcelona!
Free Tours Barcelona
¿Estás preparando tu próximo viaje? Los Free Tours por Barcelona serán tus mejores aliados para descubrir las curiosidades de la ciudad.
La derecha y la izquierda en política
¿Conoces el curioso origen de la derecha y la izquierda política? Descubre aquí los antecedentes y significado en la historia.